PRENSA

BIENVENIDOS AL CENTRO DE PRENSA

LIMPIAR EL TANQUE DE AGUA ES UNA TAREA VITAL EN TU HOGAR

OSSE comparte el paso a paso para realizar la limpieza de tu tanque de manera rápida y eficaz Efectuar las tareas de limpieza y desinfección del tanque domiciliario, son indispensables para extraer sarro y suciedades acumuladas, como así también, prevenir enfermedades. Se recomienda hacerlo dos veces al año: antes de que llegue el invierno y previo al verano. Es una tarea simple que puede efectuarse en tan solo 6 pasos: 1. CERRAR LA LLAVE DE INGRESO DE AGUA AL TANQUE. Luego, cerrar la válvula de la cañería de distribución interna y abrir la válvula de limpieza o desagote, hasta que quedar un fondo con 15 centímetros de agua, aproximadamente. No agitar ese resto. 2. LIMPIAR EL FONDO, LAS PAREDES Y LA TAPA DEL TANQUE: con la ayuda de un cepillo o escoba de plástico. Solo usar agua, nunca utilizar un cepillo de metal ni detergente, jabón o polvo limpiador. 3. VACIAR EL TANQUE COMPLETAMENTE Y ENJUAGAR VARIAS VECES: Eliminar los residuos por la válvula de desagüe, nunca por la cañería de distribución. 4. LLENAR EL TANQUE HASTA LA MITAD CON AGUA: Agregar, por cada 1.000 litros de agua, 1 litro de lavandina concentrada. (si el tanque es de 500 litros, corresponde ½ litro) 5. UNA VEZ LLENO EL TANQUE: dejar actuar como mínimo durante una hora. Eliminar el agua por la cañería de distribución, abriendo todas las canillas de la casa. Nuevamente, llenar y vaciar el tanque hasta eliminar el exceso de cloro. 6. LLENAR EL TANQUE Y PONER EN SERVICIO Es importante asegurarse de que nadie consuma el agua del sistema interno del domicilio mientras se realizan dichas tares.